Presentación de la Escuela de los Pueblos

Memoria Viva de los Pueblos

 

Espacio para los movimientos sociales, para tejer unidas un movimiento popular fuerte que mejore nuestras vidas y construya un futuro mejor.

ESCUELA DE LOS PUEBLOS JOSEFA MARTÍN LUENGO

  1. ¿Qué es?

La Escuela de los Pueblos es un espacio de encuentro, formación y experimentación social con dos objetivos principales:

  • En primer lugar, la formación de Promotores de Vida que favorezcan la revitalización y defensa de los territorios
  • En segundo lugar, ser punto de encuentro e intercambio para los movimientos sociales que sirva para fortalecer los lazos entre el medio urbano y rural, su respeto y conocimiento mutuo.

La Escuela recibe su nombre de la creadora de la Escuela Libre Paideia, impulsora de la pedagogía libertaria en la que la enseñanza tiene una utilidad social no competitiva.

  1. ¿Dónde se encuentra?

La Escuela de los Pueblos Josefa Martín Luengo se emplaza en la localidad de Quecedo de Valdivielso, perteneciente al municipio Valle de Valdivielso, Comarca de las Merindades, provincia de Burgos.

  1. ¿Por qué creemos que es necesaria la Escuela?

Nos enfrentamos a la gran máquina del olvido, pero la Escuela surge porque no estamos dispuestos a olvidar:

  • No olvidemos que toda la sociedad necesita que los pueblos vuelvan a estar habitados para cuidar del territorio, para que se produzcan los alimentos saludables que comemos cada día y para promover la soberanía alimentaria, base para alcanzar una autonomía frente al mercado.
  • No olvidemos que el sistema neoliberal es un modelo depredador que acapara la tierra en cada vez menos manos.
  • No olvidemos que la especulación con los precios de la vivienda ha convertido el acceso a un techo en un grave problema, sobre todo para los jóvenes, también en el campo.
  • No olvidemos que, durante siglos, y también ahora, se despoja a los pueblos de otros continentes de sus bienes naturales para alimentar nuestro nivel de vida occidental.
  • No olvidemos que antes los montes estaban llenos de pastores que cuidaban de los territorios y nos protegían de los incendios, que son cada vez más virulentos.
  • No olvidemos que por nuestros arroyos antes había agua y ahora están secos.
  • No olvidemos a nuestros mayores porque hayan dejado de ser productivos para el sistema.
  • No olvidemos su conocimiento y el conocimiento de nuestros antepasados sobre el respeto a la naturaleza y la importancia de lo comunal, de lo que es de todas para el beneficio de todas.
  • No olvidemos nuestros bailes y nuestras canciones, nuestros remedios y nuestras tradiciones, que también nos hacen ser lo que somos.

En definitiva, no olvidemos nuestra identidad como pueblo y como comunidad, porque a través de ella podremos construir un mundo basado en la justicia social, el apoyo mutuo y la solidaridad entre los pueblos del mundo, soberano de su futuro en armonía con la naturaleza.

  1. ¿A quién va dirigida?

La Escuela de los Pueblos está abierta a:

  • Organizaciones tanto urbanas como rurales que quieran participar en la formación política y social de sus bases.
  • Cualquier persona mayor de 16 años que quiera ser parte del cambio en su barrio o territorio.

 

  1. ¿Cómo será el proceso formativo?

 Proceso formativo – experiencial

El proceso formativo de los promotores de vida tiene dos vertientes: a) una toma de conciencia crítica sobre la realidad de los territorios; y b) una formación técnica en los trabajos propios de nuestras comunidades.

a) Toda acción de transformación social requiere una reflexión crítica, una toma de conciencia de las condiciones a cambiar. A través del diálogo y la puesta en común, analizaremos las causas sociales, económicas y políticas que provocan la desigualdad, el racismo estructural, la despoblación y la pérdida de la cultura de los pueblos y los medios de vida tradicionales (pastores, hortelanos, mercados de frutas y verduras…).

b) La formación técnica se centrará en las labores y trabajos del medio rural que permiten asentarse en los territorios con más garantías. Se impartirán conocimientos sobre agroecología (huerta, frutales, cultivos extensivos, etc..), ganadería extensiva, gestión forestal y del medio natural, y oficios como la carpintería, la construcción, la cerámica, la herrería, la salud o la comunicación social, siempre con un enfoque comunitario. El propósito es generar trabajo hecho por el pueblo para el pueblo.

La escuela contará con profesionales de los territorios como formadores (pastores, fruticultores, apicultores, agricultores, médicos, radiofonistas, carpinteros, herreros y canteros) y con una red de profesores universitarios, pedagogos, divulgadores y militantes del movimiento social… que trabajarán colectivamente en la creación del temario de la escuela.

Existirán experiencias formativas a largo plazo con estancias de hasta 9 meses, según las necesidades de las organizaciones y activistas que participen.

La Escuela de los Pueblos acompaña y favorece la construcción de experiencias alternativas de vida que puedan hacer frente a las dinámicas de mercado que nos alejan de los trabajos y decisiones comunitarias, de los saberes tradicionales de los mayores y del cuidado de la tierra, el agua, los animales, el bosque y de nuestr@s vecin@s!

Luchamos por un mundo donde todos tengamos un trozo de tierra y las mismas oportunidades para poder vivir con dignidad.

  1. ¿Cómo construiremos la Escuela?

Ya hemos avanzado con el diseño y discusiones colectivas sobre el programa y usos de los espacios de la Escuela. Existe un compromiso con la arquitectura vernácula y local para la construcción de la Escuela, así como de la reducción y reutilización de materiales más sostenibles y locales. La construcción de la Escuela está programada en 3 fases, y nuestro objetivo es completarlas en 8 años.

Para determinadas tareas será imprescindible contar con mano de obra y empresas externas, pero pretendemos que la mayor parte de trabajos y oficios se hagan gracias al trabajo comunitario. El propio proceso constructivo será parte del proceso de creación de vínculos entre las organizaciones y con la comunidad.

Es en este tejido colectivo donde se generarán las fuertes bases del movimiento. El edificio que se construirá en la primera fase ya contará con los espacios suficientes para dar alojamiento, comenzar con las clases y talleres y servir de espacio común que podrá también ser usado por la comunidad y otras asociaciones.

Para el lanzamiento del proyecto, en noviembre se abrirá un crowdfunding con el fin de obtener fondos para la compra de materiales, el inicio de la construcción y la puesta en marcha de los campos de trabajo comunitario que ayudarán a levantar la Escuela. Para que el proceso de financiación colectiva sea un éxito, es necesario construir una fuerte red de apoyo y generar una onda expansiva de ilusión y comunicación que llegue lo más lejos posible.

  1. ¿Por qué es importante apoyar este proyecto?

Porque es un proyecto del común y para el común.

Porque es una herramienta social contra la indiferencia y contra la desidia. Contra quienes creen que no podemos hacer nada frente a las grandes empresas y el injusto reparto de los recursos.

Porque es un espacio para los movimientos sociales, para tejer unidas un movimiento popular fuerte que mejore nuestras vidas y construya un futuro mejor.

 

8. ¿Cómo puedes apoyar a que se haga real?

Comparte, habla, difunde y no dudes en pide información o contactarnos en administracionmemoriaviva@disroot.org

Si tienes la oportunidad de contribuir económicamente puedes hacerlo con los siguientes datos:

Cuenta bancaria: ES90 1550 0001 2100 1001 5121

Banco: Fiare Banca Ética

Beneficiario: Asociación Colectivo Memoria Viva de los Pueblos

Concepto: Escuela de los Pueblos – Nombre y Apellidos

Cualquier aporte es valioso y necesario.

 

¡Internacionalicemos la lucha, internacionalicemos la esperanza!